PUERTA DE LA SALUD

La detección temprana es de gran importancia para cualquier enfermedad, pero especialmente para todas las enfermedades víricas debido al alto riesgo de infección.

 

Los síntomas de la COVID19 aparecen entre 1 y 14 días (normalmente entre 5 y 6 días) después de la infección. El aumento de la temperatura corporal es el único síntoma constante en casi todas las enfermedades víricas, y el único medible.

 

La medición frecuente de la temperatura corporal, junto con las medidas existentes, favorece la detección temprana y ayuda a limitar la pandemia.

 

En este sentido, es importante contar con el equipo adecuado. Debe ser un dispositivo médico reconocido con mediciones fiables. Debe ser conforme a la DSGVO, debe ser automático y sin contacto. Debe estar operativo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin costes adicionales de personal, pero con una función de control segura.

 

Sólo los dispositivos de Health Gate cumplen esto y mucho más...

 

IMPORTANTE

Alrededor del 20% de los que dan positivo no tienen síntomas en la primera fase (de 1 a 5 días asintomáticos), pero el 80% de ellos tienen síntomas en la segunda fase (de 6 a 14 días presintomáticos). Matemáticamente, 4 de cada 100 personas no tienen síntomas, pero son contagiosas.

 

Por lo tanto, la ausencia de fiebre no significa automáticamente que el COVID19 sea negativo y hay que seguir observando todas las medidas.

 

Fuente: ZDF Heute vía Universidad de Berna

 

DESIGN CORONA.png
DESIGN CORONA.png
DESIGN CORONA.png
4 REASONE ESP_clipped_rev_1.png
DESIGN CORONA.png
NEW CORNER.png